Máquinas de Tatuar

Las máquinas de tatuar son el elemento esencial de los tatuadores, desde los principiantes hasta los más profesionales. Para hacer los tatuajes estas máquinas emplean bobinas electromagnéticas o un pequeño motor que son las que le aportan el movimiento a la aguja que se encarga de empujar la tinta hacia la piel.

Para que nos hagamos una idea de la importancia de la máquina de hacer tatuajes, para el tatuador se emplea del mismo modo que para un artista un pincel, con la diferencia de que en este caso el lienzo es la piel.

Partes de la Máquina de Tatuar

La estructura de las máquinas es bastante simple y disponen de tres partes principales:

  • Sección principal. Es la parte que agarra el tatuador.
  • Tubo Sanitario. Es la parte en la que se introduce la tinta.
  • Sección baja. Es la parte baja de la máquina cuya función principal es mantener un buen equilibrio.

partes máquina tatuarpartes máquina tatuajes

En la sección principal se encuentran los verdaderos ‘trabajos’ de la máquina. Dos varillas de hierro están rodeadas por bobinas de alambre y se denominan «bobinas» de la máquina. Transmiten la energía del suministro eléctrico a las bobinas y utilizan la carga magnética para mover el conjunto de agujas, regulado por un resorte. Un tornillo de resorte unido a dos resortes planos sirve como punto de contacto. Esta es una configuración muy similar a un timbre; Presiona el botón y activa la máquina. Hoy en día, la mayoría de las máquinas de tatuaje funcionan con un pedal para que el artista pueda tener ambas manos disponibles para dibujar.

En el tubo sanitario en la parte frontal de la máquina contiene el agarre de la máquina que utiliza el artista, así como la punta del tubo y las agujas. Toda esta sección se debe desinfectar antes de usarla, ya que es la sección que hace contacto con la piel. Se insertan juegos de agujas de una a siete agujas en la punta de la máquina. El juego de agujas se sumerge en tinta permanente y luego se presiona suavemente sobre la piel. Cuando está encendida, la máquina de tatuaje inserta la tinta debajo de la capa superior de la piel. Algunas agujas se pulen en la punta para que puedan contener más tinta.

Las variaciones en la máquina de tatuajes incluyen forros, utilizados solo para dibujar el contorno de un tatuaje, y sombreadores, que completan el contorno del tatuaje con color. También hay máquinas rotativas, aunque las máquinas de bobinas más nuevas prácticamente han reemplazado a los diseños rotatorios más antiguos. La electricidad mueve las agujas directamente hacia arriba y hacia abajo con una máquina rotativa. Es mucho más silencioso y puede pesar un poco menos que una máquina de bobina estándar.

Como toda maquinaria de movimiento, siempre nos encontraremos con piezas que sufren mayor y menor desgaste o fatiga de material, por lo que no nos debe extrañar que según su uso debamos reemplazar piezas o comprar repuestos.

Las piezas que mayor desgaste tienen en su uso son el 0-RING (anillo de goma), FRONT SPRING (fleje superior o lata de contacto ), REAR SPRING (fleje inferior o lata de tensión), ARMATURE BAR ( martillo o barra de inercia).

Las piezas que son independientes de la maquina y que deben ser cambiadas para su esterilización antes y después de volver a utilizarlas son el GRIP, TUBE (tubo) Y TIP ( puntera).

Las piezas que tiene que ser desechadas luego de su uso, son los RUBBER BAND (elásticos), NEEDLE (biela y agujas)

Otra de las piezas que tenemos que tener mucho cuidado en fundir o dañar es el COILS (bobinas), ya que este es el motor de nuestra máquina, por lo que es muy importante que este sea de muy buena calidad, en especial los hilos de cobre que están en su interior.

Hay dos tipos de máquinas para tatuar:

  1. Máquinas de Bobinas. Su funcionamiento es con bobinas. Debes adaptarla o usar varias en función del si el tatuaje precisa una línea, sombra o relleno.
  2. Máquinas Rotativas. Son más manejables, emplea un pequeño motor. También es puede que necesites varias en función del tipo de tatuaje.